Especialistas en diseño gráfico y páginas web

El diseño grafico, vinculado al mundo empresarial y cultural

Valora este artículo
(0 votos)

Esta actividad como cualquier otra relacionada con el mundo empresarial y comercial no deja lugar a la transmisión de hondas preocupaciones sociales. Sin embargo, esto no significa que el diseñador no ponga su alma en cada trabajo que realiza, porque como bien recuerdan las paradojas recogidas en las ilustraciones del diseñador sueco Tobias Bergdahl: “si no creemos en nada, entonces nuestros clientes no tendrán ninguna razón para creer en nosotros”.


Hace algunos años los miembros del colectivo madrileño Un Mundo Feliz aceptaron ir un paso más allá y no solo utilizar el diseño como un medio para conseguir dinero. El diseño-denuncia está muy extendido en otros países, como Francia, Alemania o Estados Unidos. Fuera de nuestras fronteras se aprecia su trabajo y se entiende al diseño gráfico no solo como una estrategia empresarial sino como parte de una cultura común.
El cerebro de un diseñador gráfico es capaz de crear mucho más que imágenes bonitas. El diseño está muy vinculado con nuestra sociedad y supone una herramienta indispensable en nuestros días al incrementar la efectividad de la comunicación en un mensaje. Sin embargo, la mayor parte de las veces pasa inadvertido. Normalmente llama la atención de las personas cuando el mensaje es confuso pero no cuando es efectivo. Por ello, muchos diseñadores gráficos piensan que su trabajo no está bien valorado. Existen numerosos blogs en los que estos se desahogan sobre lo mal pagada y mal reconocida que está su profesión.
Como dice Bergdahl: “la mayor parte de las ideas fracasan, y no porque sean malas ideas sino porque están mal presentadas”. El diseño grafico y la sociedad del consumo están indiscutiblemente unidos pero esto no significa que los diseñadores tenga que renunciar a su producción cultural o a mostrar su compromiso con aquello en lo que creen.

Usted está aquí: