Especialistas en diseño gráfico y páginas web

Elementos de la identidad corporativa y el diseño gráfico: uso de la tipografía en el logo

Valora este artículo
(0 votos)

Del correcto uso de las tipografías y el sentido estético surgen las buenas obras de diseño gráfico. Las tipografías de palos secos o sin serifas están asociadas al rigor y la funcionalidad, mientras que las tipografías con serifas se vinculan con lo clásico, con el estilo. Todas estas atribuciones son necesarias para conseguir una fuerte identidad corporativa a partir de elementos visuales como el logo.



En el logo se debe considerar además a la tipografía como un canal más para trasmitir la identidad corporativa de las empresas. Esto se logra teniendo en cuenta las connotaciones y características de las diferentes familias tipográficas, según sus particularidades irán asociadas a ciertas ideas o valores.
Ciertas marcas como Ford han sabido explotar las características de la tipografía en su logo. Esta técnica es un ejemplo paradigmático en el que prácticamente todo el mensaje de imagen se da a través de la tipografía, ya que el isotipo de la marca prácticamente carece de diseño gráfico, sin embargo, el estilo, la elegancia y el refinamiento se desprenden directamente del tipo de letra utilizado: una cursiva con adornos y pliegues cargados de estilo.
En las antípodas podríamos ubicar a otra automotriz estadounidense como la General Motors, cuya tipografía deja clara su idea de lo que es la marca: funcionalidad, desempeño y rigor. Esto se refuerza también en el color utilizado en el diseño gráfico más habitualmente por la marca, el rojo, que expresa fuerza y pasión.
En definitiva, un logo se compone de elemento gráfico y textual y de la buena combinación de ellos dependerá la efectividad del mensaje transmitido.

Usted está aquí: identidad-corporativa-post-1