Especialistas en diseño gráfico y páginas web

Érase una vez un imán que conquistó una nevera

Valora este artículo
(0 votos)

La imaginación de un niño puede llegar hasta límites inimaginables. Cualquier objeto que se encuentre a su paso puede ser un juguete perfecto. En numerosas ocasiones aquellas cosas que no son juguetes le llaman más la atención que el propio muñeco. Por ejemplo, la caja de cartón que lo embala, una botella vacía, los utensilios de cocina, los cojines del salón o los imanes de la nevera.


Muchas veces los objetos que han sido pensados para fomentar la diversión de los más pequeños les dejan todo hecho, y quizás por eso, los niños se decanten por aquellos productos que les dejan hacer volar su imaginación. Es más divertido y creativo convertir una simple caja en una autentica nave espacial o hacer que los imanes promocionales del frigorífico entablen una batalla por la conquista de la mejor zona de la nevera.
La batalla imaginaria por conquistar ese espacio de la casa también tiene una parte de realidad. Todo el mundo cuando era pequeño tenía unos imanes preferidos, que colocaba en un lugar preferente. No tenían que ser de algún sitio en especial. De hecho, la mayoría de ellos eran publicitarios pero no por ello dejaban de ser llamativos y bonitos. Aunque como ocurre en la vida real, siempre había de todo.
Si quieres que sea el tuyo el que destaque, el capitán del equipo ganador que conquiste la parte superior de la nevera, ponte en contacto con nosotros. Haremos realidad el imán que tienes en mente. Solo depende de ti conseguir que tu imán publicitario sea el vencedor en las neveras madrileñas. En los frigoríficos de Madrid solo puede quedar uno…. ¡El tuyo!

Usted está aquí: