Especialistas en diseño gráfico y páginas web

Exposición homenaje al fotógrafo Gervasio Sánchez

Valora este artículo
(0 votos)

Desde ayer y hasta el 10 de Junio se expone en la Tabacalera de Madrid (Embajadores,53) la obra de Gervasio Sánchez, uno de los fotógrafos de guerra más reconocidos. Sánchez llego incluso a ganar el Premio Nacional de Fotografía en 2009, después de cerca de 30 años retratando los horrores de la guerra, un camino que empezó en 1984 en Centroamérica.



Gervasio Sánchez es conocido internacionalmente y su trabajo destaca por cubrir las guerras desde el punto de vista de los efectos sobre las víctimas. Un fotógrafo con un gran sentido de la responsabilidad y la ética periodística, la cual según él esta totalmente deteriorada. Con motivo de esta exposición Sánchez dijo que se acordaba de todos aquellos fotógrafos y periodistas en general que había perdido la vida tratando de mostrar al mundo la guerra en primera persona, sin mentiras.

En la exposición se despliega un repertorio de fotografías realmente duras pero de un gran valor fotoperiodístico y humanitario. Desde las Guerras de los Balcanes hasta las matanza de Irak, pasando por fotografías de niños soldados o de víctimas de minas antipersona. Sin duda una exposición que revuelve por dentro pero que no hace más que presentarnos la crueldad de la guerra tal y como es, más allá de lo que nos cuentan a las televisiones o diarios escritos.

Desde aquí os invitamos a todos a pasaros a verla, la exposición es gratuita y realmente merece la pena tanto por la calidad del fotógrafo como por las historias que narran sus fotografías, historias de vidas que no deben ser olvidadas.

Desde ayer y hasta el 10 de Junio se expone en la Tabacalera de Madrid (Embajadores,53) la obra de Gervasio Sánchez, uno de los fotógrafos de guerra más reconocidos. Sánchez llego incluso a ganar el Premio Nacional de Fotografía en 2009, después de cerca de 30 años retratando los horrores de la guerra, un camino que empezó en 1984 en Centroamérica.

 

Gervasio Sánchez es conocido internacionalmente y su trabajo destaca por cubrir las guerras desde el punto de vista de los efectos sobre las víctimas. Un fotógrafo con un gran sentido de la responsabilidad y la ética periodística, la cual según él esta totalmente deteriorada. Con motivo de esta exposición Sánchez dijo que se acordaba de todos aquellos fotógrafos y periodistas en general que había perdido la vida tratando de mostrar al mundo la guerra en primera persona, sin mentiras.

 

En la exposición se despliega un repertorio de fotografías realmente duras pero de un gran valor fotoperiodístico y humanitario. Desde las Guerras de los Balcanes hasta las matanza de Irak, pasando por fotografías de niños soldados o de víctimas de minas antipersona. Sin duda una exposición que revuelve por dentro pero que no hace más que presentarnos la crueldad de la guerra tal y como es, más allá de lo que nos cuentan a las televisiones o diarios escritos.

 

Desde aquí os invitamos a todos a pasaros a verla, la exposición es gratuita y realmente merece la pena tanto por la calidad del fotógrafo como por las historias que narran sus fotografías, historias de vidas que no deben ser olvidadas.

Usted está aquí: fotografos-post-8