Especialistas en diseño gráfico y páginas web

Sanz Lobato, el fotógrafo en la sombra

Valora este artículo
(1 Voto)
Sanz Lobato, el fotógrafo en la sombra 5.0 out of 5 based on 1 votes.

La vida de Rafael Sanz Lobato es una constante muestra de pasión por la fotografía. Su relación profesional con la fotografía ha sido tortuosa y alejada de todo reconocimiento social. Sin embargo, nada ha impedido que dedique su vida a este arte. A los 81 años le ha llegado el reconocimiento que tanto merece y desde este blog de fotógrafos profesionales de Madrid queremos hacerle nuestro particular homenaje.

Su primer contacto con la fotografía fue en 1953, cuando se compró su primera cámara y comenzó su andadura como “documentalista de fin de semana”. En estos momentos libres que le permitía su trabajo en la fábrica partía de viaje hacia los pueblos de Zamora o Galicia para retratar las costumbres locales: procesiones, entierros y otros antiguos ritos. 
Aunque su interés por esta fotografía documental estaba instalado en su interior. Dar este paso fue muy costoso en un primer momento. Su pudor ante la vida privada de los habitantes de estos pueblos le impedía disparar para captar su realidad diaria. Este temor desapareció cuando participó en una excursión con un grupo de fotógrafos. Estos disparaban sin preguntar y “como locos”. Según sus propias palabras, se dio cuenta de que “no había que pedir permiso" ya que "a la gente no parecía importarle". "Todo el pánico que tenía larvado en el cerebro se me fue de golpe. Me liberé y empecé a trabajar con normalidad.”
Tras una época “dorada” en la que su trabajo obtuvo algún reconocimiento, pasó de nuevo al olvido. No sería hasta el 2011, cuando adquiriera la visibilidad que le correspondía al recibir el Premio Nacional de Fotografía.
A partir de este mes y hasta el 8 de septiembre su obra estará expuesta en la Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando. Una oportunidad única para hacer justicia a la obra de este gran fotógrafo profesional.

Usted está aquí: